Síguenos:

Estás en: Inicio » Energia Solar » ENERGIA SOLAR

ENERGIA SOLAR

 

El sol es una fuente inagotable de energía limpia y renovable que brillara por otros 4.5 billones de años.  La energía solar de una forma u otra es la fuente de casi toda la energía en la tierra.

Los combustibles fósiles son materia orgánica de la era geológica pasada que es usada para transportación y generación de electricidad y es esencialmente energía solar almacenada durante millones de años atrás.  Similarmente, la biomasa convierte la energía del sol en combustible, que más tarde puede usarse para general calor, transporte o electricidad.  La energía del viento usada por cientos de años para generar energía mecánica o transporte, usa corrientes que son creadas por aire calentado por el sol y la rotación de la tierra.  Hoy en día, las turbinas convierten la energía del viento en electricidad como también sus usos tradicionales.  Inclusive la energía hidroeléctrica se deriva del sol.  La energía hidroeléctrica depende de la evaporación del agua por el sol, y el subsecuente retorno de esta agua hacia la tierra en forma de lluvias para abastecer las represas.

La energía solar puede usarse de tres maneras principales: Energía Fotovoltaica (PV), la cual transforma la energía producida por el sol en electricidad, Térmica Solar (TS), la cual usa la energía del sol para calentar agua y Calor Pasivo, en la cual la energía del sol es aprovechada para producir calor y cubrir los requerimientos de calefacción de los edificios.  La tecnología fotovoltaica es un método simple y elegante de aprovechar la energía del sol.  Los dispositivos fotovoltaicos (células solares) son únicos en que convierten directamente la radiación solar incidente en electricidad, sin ruido, polución o partes móviles, haciéndolos robustos, fiables y de larga duración.

La radiación solar disponible es más de la necesaria para satisfacer la demanda de energía mundial.  La energía de los rayos del sol que alcanzan la superficie terrestre podría cubrir el equivalente a más de 10.000 veces nuestro consumo energético actual.  Así en promedio, cada metro cuadrado de tierra está expuesto a suficiente luz solar para generar 1.700 kWh (lo que equivale a un bombillo de 100W prendido por más de dos años diariamente) de energía al año usando las tecnologías disponibles hoy en día.  Además, los cálculos de la Agencia Internacional de la Energía (IEA) muestran que si solo el 4% de los desiertos más áridos de todo el mundo se utilizasen para instalaciones fotovoltaicas, sería posible cubrir la totalidad de la demanda energética primaria a nivel mundial.

Las células solares se basan en los mismos principios y materiales detrás de las revoluciones de comunicaciones y computación.  El sistema fotovoltaico utiliza células para convertir la luz solar en electricidad.  Las células están formadas por una o varias láminas de material semiconductor.  Cuando la luz incide en las células, se crea un campo de electricidad entre las capas, logrando el circuito eléctrico.  A mayor intensidad de luz recibida, mayor será el flujo de electricidad generado.  El material semiconductor más utilizado en las células fotovoltaicas es el silicio, un elemento que se encuentra fundamentalmente en la arena. No hay limitación para conseguirlo en bruto; el silicio es el segundo material más abundante en la tierra.  Un sistema fotovoltaico no necesita luz directa del sol para funcionar. También genera electricidad en días nublados. 

 


CONTACTO

Calle 19 No 9-50 Oficina 2004A

Edificio Diario del Otún

Pereira - Colombia

Teléfono: (57) 310 376 9460  

info@enersolax.com

BOLETÍN

Todos los Derechos Reservados Enersolax 2012 ®

Diseño por Brainless Creative Studio